Alteración de la verdadera situación de la empresa

Causas que alteran y tergiversan la verdadera situación de la empresa que reflejan los balances y cuenta de resultados

 

Diversas son las causas que pueden modificar y alterar las cifras de los balances y de los estado de resultados de las empresas, falseando la situación que reflejan. La única forma de evitar esto es sometiendo las cuentas anuales a auditoría  por auditor de cuentas autorizado. A continuación hacemos una enumeración, no exhaustiva de tales causas.

 

  • Acciones o participaciones sociales suscritas por los socios, pendientes de desembolsos, no contabilizadas
  • Subvenciones y donaciones constantes en el pasivo de los balances como patrimonio neto, no traspasados, cuando procede, a Perdidas y ganancias.
  • Parte de deudas a largo plazo constantes en los balances de fin de ejercicio correspondientes a los doce meses siguientes, que corresponden contabilizarse como deudas a corto plazo
  • Garantías para responder de contingencias, registradas en el pasivo de los balances, no aplicadas al producirse aquellas.
  • Defectos o excesos de amortización de los valores que constituyen el inmovilizado de la empresa.
  • Bienes del inmovilizado: maquinaria, instalaciones y equipos, mobiliario, equipos de proceso de la información, vehículos, etc., inexistentes, no dados de baja, que permanecen en el activo de los balances.
  • Créditos de clientes y deudores de dudoso cobro, no provisionados, o defectuosa o excesivamente provisionados.
  • Créditos de clientes y deudores incobrables de sociedades disueltas y extinguidas, que permanecen en el activo de los balances.
  • Provisiones para contingencias insuficientes
  • Anticipos y adelantos de clientes, documentados en facturas de venta, erróneamente contabilizados como ventas sin haber entregado las mercancías, adeudados en las cuentas de clientes en vez de a una cuenta adelantos o anticipos.
  • Anticipos y adelantos a proveedores, documentados por los proveedores en facturas de cargo, erróneamente contabilizados como compras sin haberse recibido las mercancías, acreditados en las cuentas de proveedores en vez de a una cuenta de adelantos o anticipos.
  • Saldos de proveedores y acreedores desaparecidos, que permanecen en el pasivo de los balances.
  • Materiales y productos obsoletos y/o inservibles, no dados de baja de las correspondientes cuentas de existencias.
  • Sistemas de precios de costes para valoración de existencias de materiales y productos inidóneos.
  • Ausencia de inventarios físicos, ni siquiera de fin de ejercicio, con los que verificar las cuentas de existencias y sus valores.
  • Contratos de suministro de mercancías periódico o continuado, erróneamente contabilizados como ventas en firme.
  • Mercancías compradas, entradas en los almacenes de la empresa antes de fin de un ejercicio y contabilizada la compra a la recepción de la factura del proveedor en el ejercicio inmediato siguiente, e inversamente, contabilización de facturas de compra de mercancías y productos en un ejercicio correspondientes a mercancías entradas en los almacenes de la empresa en el ejercicio inmediato anterior (“corte” de operaciones).
  • Remuneraciones del personal diferidas pendientes de pago, no contabilizadas.
  • Anticipos a cuenta de remuneraciones no contabilizadas
  • Multas de la Hacienda pública y/o de otros organismos públicos no contabilizadas
  • Activos y pasivos por diferencias temporarias no actualizados
  • Ingresos y gastos anticipados no contabilizados
  • Omisión de verificaciones periódicas de las cuentas bancarias y de cajas de ahorro con los extractos de cuentas recibidos de ellos.
  • Intereses de créditos no contabilizados a fin de ejercicio por no haberse recibido las liquidaciones de intereses de las entidades bancarias y/o de deudores por préstamos concedidos, contabilizados en el ejercicio inmediato siguiente, al recibirse las liquidaciones.
  • Costes de investigación y desarrollo específicamente individualizados, contabilizados como gastos del ejercicio en vez de cómo inmovilizado intangible.
  • Correcciones por depreciación de valores de las inversiones inmobiliarias con valores de mercado inferiores, no contabilizadas o incorrectamente contabilizadas

 

Varios de las referidas causas alteran los estados de resultados, aumentando o disminuyendo los beneficios y/o las pérdidas, otras tergiversan o alteran los valores de los balances.
 

Contamos con equipos de auditores que a través de nuestra red de asociados prestamos servicio en toda España. Nuestras actividades en este campo se centran, en especial, en las medianas y pequeñas empresas.

 

1,240 visites totals, 2 visites avui